EARTHLINGS DOCUMENTAL - OPINION


Concuerdo con la gran porciòn del mensaje que intenta difundir Earthlings. El inconveniente es que no contribuye nula de información, solamente pretende ir al tuètano, a la víscera, y asimismo de manera sumamente ordinaria. Mientras lo estaba mirando no podía parar de cavilar en los "reportajes" anti-abortistas, del cual Earthlings evidentemente parece un remedo. Si no proporcionas datos y te eximes a publicar una licuadora ingresando por la testa de un embriòn o un can viviente siendo lanzado al compactador de desperdicios, pues obviamente uno propende a ponerse contrarios ante semejante atrocidad . Empero, si lo que aspiramos es ir más allá, ahondar y analizar, no logramos resignarnos con algo de ese genero. Personalmente me ha hecho cavilar y concienciarme inmensamente mucho más los escasos minutos que el documental "Home" ofrenda a demostrar con lucidez y severidad el desequilibrio económico y ecológico universal que considera la supremacía del uso de carne frente al uso directo de productos agrarios, solamente por el hecho de que contribuye datos e impugna desde un panorama amplio, escoltando la explicación tan sólo con fotografías aéreas de terrenos de grano y de amplias fincas  de ganaderìas. Pero "Earthlings", por su parte, cae en una clase de paradoja masoquista porque sólo alcanza convencer a los ya persuadidos, que cabalmente por su toma de conciencia precedente no precisan pasar dos horas en frente de esta Snuff-movie. A los no sensibilizados con el asunto serà arduo persuadirlos de que la vean, y lo más factible es que se restrinjan en aterrarse y poco más, porque el documental se restringe a franquear lo que todos comprendemos que sucede en los degolladeros o en los laboratorios.

Ahora bien, con esta crítica no quiero restar importancia a las imágenes duras, que al fin y al cabo son reales y, correctamente empleadas, pueden ser útiles vehículos de denuncia. Pero no nos equivoquemos, aunque Michael Moore empleó algunas escenas muy fuertes en "Bowling for Columbine", supo contenerse y no necesitó mostrar dos horas de videos reales de gente muriendo abatida por armas de fuego para plantear un debate público sobre la tenencia de armas. Opino que está muy bien que alguien compile grabaciones brutales sobre un determinado asunto tabú, nos las enfarde, convoque a un famoso para que nos relate su perspectiva del tema en cuestiòn y transite por los diversos festivales a recolectar premios. Si puede alimentar a sus retoños con ello y cubrir dos horas exànime de mi existencia, yo embelesado. "Earthlings" va por esa direcciòn.

Muchos prescinden de que el maltrato animal es una pieza vigente y homogeneizado, pese a que más en unas zonas que en otras, claro; porque en las haciendas y granjas que yo he alcanzado observar, las reses poseen cuernos, los marranos dentadura y las gallinas pico... a mi todos estos vídeos de naciones tercermundistas en los que disparan a canes con escopetas, desolladeros judíos y muchedumbre que suministra arsénico a sus canes me parecen escasamente representativas.

El relato es monótono e incoherente. ¿Al nutrirnos con carne patrocinamos el maltrato animal? Parece que Monson no osa en echárnoslo en cara. ¿Y los fàrmacos? Mejor será experimentar con piedras volcánicas antes de probarlo con el ser humano probablemente, retornar a los fàrmacos naturales. ¡Curaremos al mundo con uña de gato! Menos aùn es incorrecto el instante en el que se nos alienta a esterilizar a nuestras mascotas, sin duda, todo un muestrario de confraternidad entre los terrícolas.

Finalmente disfrutamos de la melodìa de Moby. Sus enmarcadas y serenas melodías no parecen enlazarse bien con los chillidos de un marrano al que le extirpan la dentadura con unas pinzas; y asì como este, una hora y media más de ejemplos. Es tan parecido al sistema Ludovico. Una cosa es que Moby concuerde con el caso, y otra que, por ello, su música, sea cual sea, encole con el reportaje.



Claro está que no todo el universo opine de esta manera. Siempre está quien se encandile, y como contriciòn le ponga 10 puntos a este documental sin considerar aspecto alguno más allá del sentimiento personal de enajenaciòn mental. Probablemente, un bisonte no lo haría, saludos.


-Dennet-

Comentarios

  1. Al parecer sigues siendo una persona ignorante, sin ningún tipo de remordimiento del daño que causas a otras especies.Obviamente eres una persona fría y sin corazón. Ojala algun dia abras los ojos y tomes conciencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario